?

Log in

No account? Create an account
 
 
28 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
02 November 2017 @ 08:52 pm

2 de noviembre de 2017
8:31 pm


¡Feliz día de muertos!

Es un día especial. Y mi forma de celebrarlo (y de también avanzar para el conteo de palabras de NaNoWriMo) es regalándole a las personas que quiero una calaverita. La verdad es que fue un proceso un poco largo y lento, pero he aquí la compilación de calaveritas que he hecho hoy. Es fácil escribir sobre alguien a quien admiras y quieres, pero rimar no es exactamente lo más sencillo de este mundo...

A pesar de eso, escribí cada una de estas calaveritas con mucho esmero y cariño. Me da mucha alegría ver que han tenido un impacto positivo en el día de las personas que aprecio. ¡Incuso algunos compartieron su calaverita en su muro de Facebook! Marianne imprimió la suya, y alguien más me comentó que haría un dibujito o dos inspirado por estas palabras.

Ha sido una sensación bonita, saber que mis palabras pueden rendir homenaje a las personas que quiero.
Me divertí mucho y... ¿lo mejor? Alcancé 1711 palabras de puras calaveritas, lo cual me llena de orgullo. Sé que no es un ejercicio fácil, así que al menos fijarme un reto como este me ayuda a subir un poco la moral.

De momento compartiré esto y luego iré a la "Lunada de muertos", donde mi querida Itzel me dará una plática sobre la luna y me dejará usar su telescopio fancy para apreciar la luna de cerca. Estoy emocionada =)

Quizá me anime a escribir un poco más hoy en la noche. Hay una anécdota corta que me gustaría inmortalizar.
Mientras, he aquí las calaveritas.

¡Nos leemos pronto...!

M

CalaveritasCollapse )Total wordcount: 3777

 
 
Current Location: CEDES
Current Mood: Happy
Current Music: Silence
 
 
28 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
02 November 2017 @ 11:56 pm
2 de noviembre de 2017
11:47 pm


Hoy atendí a la lunada de la muerte. Fue una experiencia muy bonita que se convirtió en muchas anécdotas que quiero inmortalizar para NaNo. Spoiler alert: una de ellas involucra a un patito bebé y a una chica con pelo color rosa. Pero sobre eso, elaboraré después.

De momento me gustaría profundizar poquito sobre la experiencia de la lunada en general. Fue un evento bien organizado, donde por 25 pesos te dibujaban a saturno en la mano, te dejaban tomar una pieza de pan de muerto y te podías libremente servir un café o un té.
Había dos telescopios. Uno era más grande que el otro. Y cada hora, una serie de charlas educativas de astronomía eran impartidas.

Cuando llegué, Itzel me recibió. Me presentó con Brenda y juntas hicimos fila para nuestro pan de muertos. Ahí nos encontramos con Esme y Dorilian, que también disfrutaban del evento. Antes de poder recibir mi pedazo de pan, tho, me dijeron que era necesario registrarme. Así que fui a la tienda de registro y muy amablemente me dibujaron a Saturno en mi mano derecha. Después de eso, me entregaron mi pan y me dibujaron una pequeña luna para acompañar a mi planeta.


Glorioso y bello pan de muerto

El pan estaba suavecito. Extremadamente delicioso. Me sentí un poco culpable tomando un pan de muerto completo, principalmente porque sabía que no me lo iba a terminar. Me empalago con facilidad. Lo bueno es que poco a poco, fui compartiendo mi pan con otras personas. Charlamos y reímos, haciendo fila para el telescopio grande. Yo estaba muy feliz con mi Saturno y mi luna. Lo quise inmortalizar con una fotito similar a la que tomé del pan.

El telescopio era enorme. Itzel me había contado de él, pero verlo ya en persona me encantó. Cuando me tocó usarlo casi no había fila, así que me di el lujo de usarlo varias veces. Podía ver cráters y líneas con mucho detalle. El reflejo de la luz era muy intenso, y me dejó viendo estrellitas cuando eventualmente dejé el telescopio atrás.

Y... ¿la luna? La luna era hermosa. Me enamoré de la noche, de la luz, de su silueta en el cielo. Incluso sin el telescopio la luna me dejaba sin aliento, pero ya con él simplemente no había palabras exactas para describir lo bonito que sentí al verla así.
Un dato curioso: Pusieron de música de fondo algunas de mis canciones favoritas de Lalaland, lo cual me conmovió aún más. Fue un evento muy bonito y me alegro de haber atendido, aunque eventualmente sucedieron cosas que me hicieron dejar de voltear al cielo. Pero ya escribiré de eso después.

Tomé esta foto de forma improvisada con mi celular. Es difícil tomar una foto bonita cuando intentas hacer que la cámara de tu celular vea por un telescopio, más cuando tienes la presión de que hay otras personas en fila, esperando tu turno. Pero igual me alegro de haberla tomado. No refleja para nada la nitidez ni la bella imagen que me tocó presenciar hoy, pero sigue siendo una bonita foto y de una u otra manera me transmite paz.

And God knows I need some peace in my life, specially right now.

En fin... esta será mi última entrada para el día de hoy.
Mañana escribiré sobre la pulsera de colores, el video maldito y el pato perdido.

¡Nos leemos entonces!

M

Wordcount: 4351
 
 
Current Location: CEDES
Current Mood: happyhappy
Current Music: Lalaland