?

Log in

No account? Create an account

It will be ok

なんとかなるさぁ~

KomaKids Mañana

AHhhHHHHH
Estoy emocionada.

I made a Gaia account

I have been playing the Lake Kindred Origin app a lot lately. I read a bit about it on some forums and found out it was related to Gaia. Gaia looked friendly and fun. You make an account, post on forums, play some games....
In the end, I made an account (my username, Makeiri was available, so yay) mainly to share with the community about my findings related to the app.
In the end.... I got a bit carried away (and lucky with the kitty gacha) and well...
my character ended looking like this by the end of day one.


So... yep. Been fun.
I have no idea if I will keep playing regularly (there is a ton of stuff I have to figure out about work) but for a Friday afternoon, I am quite happy with the end result.



Also, the community seems to be real nice. I received a gift from someone!



So that was that.
M

Tags:

Kindness Matters

Kindness matters. Even little actions that might seem trivial matter.
Taking the time to hear what your friend thinks or feels matters.
Appreciating the work of someone you admire matters.
The hopes, dreams and goals of future generations matter.
You matter.
We all do.



Kindness goes beyond being considerate with your elders or taking actions in order to protect the planet.
Kindness involves listening. Being empathetic. Giving someone a second chance. Fighting for the good in the world, even if it's only through a shy smile you might share with a stranger. Looking someone in the eyes and confirming their existance is important might change the course of the day of that person.
We have no idea what little actions might end up having a big impact.  We have no idea how strong our voices are.
Raise your voice. Share with someone a kind act you witnessed or were a part of.
Shine a light on the good in the world.
Be kind.

My coffee break was ruined

Raras veces se me antoja algo dulce, pero hoy tuve muchas ganas de comer donas.
No entiendo qué pasó ni porqué. Mi intención nunca fue pelear con nadie. No quería discutir. Sólo quería una dona, un poco de café azucarado y paz. Productividad. Bienestar.
Pero no pude siquiera comerme una dona de maple en paz. El último bocado me fue imposible acabarlo.
Tengo el corazón apretado.
Debo haber elegido mal en algún punto... porque no me encuentro en paz. :(
No quiero más discusiones. No quiero más reclamos. Sólo quiero desaparecer y ya.
M

Tags:

Inicia #Inktober 2018

Bienvenido, Octubre
Este año ha sido uno de los más intensos y locos que me ha tocado experimentar a mis 27 años de edad... pero eso no significa que dejaré de lado mis retos anuales: Inktober y NaNoWriMo.
Es curioso, pero a pesar de que estoy más ocupada que nunca, me quiero regalar unos minutos al día para simplemente jugar con mis acuarelas y compartir uno que otro garabato con ustedes. La meta ideal es cumplir lo que hice el año pasado: un dibujo diario durante todo el mes de Octubre.

Este año le bajaré un poco a la producción tho... el año pasado grababa el proceso y elegía una canción para inspirarme a hacer el dibujo del día. Este año, simplemente dibujaré lo que me nazca y no grabaré el proceso, únicamente deseo compartir el resultado final.

Eso sí, de ser posible me gustaría escribir un poco del proceso detrás del dibujo. Quizás compartir un cuento corto ocasional. No lo sé. Simplemente quiero fluir con lo que me nazca, día tras día.

Inicié Inktober jugando con mis acuarelas y coloreando circulitos de colores. Me di cuenta que la falta de práctica me había afectado: los colores se ensuciaron rápidamente y me salí de las líneas más de una vez. Mi segundo dibujo fue un breve garabato de una hadita, con la frase ¨Let the magic begin" garabateado en la esquina superior derecha. Deseché el dibujo en cuanto lo terminé.... no me agradó mucho cómo quedó.

Y es así como decidí dejar de pensar tanto, tomé el primer bolígrafo que me encontré en la mochila.... y empecé a dibujar un camello.
El problema fue cuando tuve que dibujarle las patas. No me nació buscar referencias ni imaginarme un camello para siquiera hacer el intento, así que decidí que mi camello estaría echándose un chapuzón en algún lago mágico. Dibujé un sol. Una que otra nube apareció en el papel y de repente decidí que mi camello no sería un camello común y corriente. Oh, no. Mi camello terminó siendo un camello extravagante y mágico, con un afro morado y pechito color verde.

Lo demás sólo fue para agregar un poco de color al dibujo, pero quedé satifecha. En particular, creo que mi parte favorita del dibujo es el afro del camello.

No le he puesto un nombre definitivo a mi pequeño camello, pero creo que su apellido definitivamente debe ser McFunk.

En fin. Ese es el primer #Inktober de este año. Ya veremos que nuevos inventos y garabatos surgen a lo largo del mes.

Nos leemos pronto,
M

Someone who once loved me...

Drew these angels on my notebook.

Llueve

Hoy fue miércoles. Han pasado algunos días desde que regresé a Monterrey, pero mis pasos aún se sienten distantes de esta realidad. Es como si el eco de las locas aventuras que viví aún resonaran en mi interior. Quizás aún me tome algunos días acostumbrarme a la idea de que he vuelto a casa.
Se soltó una fuerte lluvia. Los truenos eran impresionantes. Estuve observando la lluvia casi por una hora completa antes de emprender mi camino a casa.
Es lindo ver llover sin mojarse.
M

Quiet

Siento mi corazón oprimido contra mi pecho.
Me cuesta respirar.
Guardo silencio.
Aguardo.
Pero sé que estoy sola.

Otra prueba más que enfrentar. 

Septiembre 19



Hoy, a la 1:14 con 40 segundos inició un minuto de silencio para honrar a las víctimas del sismo del año pasado. Dos minutos después, las alarmas se activaron e inició un macrosimulacro.
Salí. Sansa me acompañó durante el minuto de silencio, su mirada noble dándome ánimos.
Luego las alarmas empezaron a sonar. Escuché la alarma venir desde una escuela primaria que estaba cerca. Vi a niños y vecinos salir, todos en calma. Algunos con la mirada un poco sombría, pero con tranquilidad.
Había orden.
La gente recuerda.
Busqué a mi abuela con la mirada, ya que se me hacia extraño que no hubiera salido para el simulacro. Y luego la encontré.
Mi abuelita observaba en silencio desde el balcón.
La imagen fue muy fuerte para mi. Es difícil de describir, pero contuve un suspiro y le tomé una foto rápida, sin que se diera cuenta. Luego le hice señas desde abajo y me sonrió, asintiendo con la cabeza.

La foto que le tomé es la que anexo a esta entrada. No sé porque, pero ver a mi abuelita parada en su balcón, las flores que tanto cuida floreciendo alrededor de ella... fue una imagen muy dulce para un momento simbólico para mi.
Me dio paz. Me dio esperanza.
Y es algo que quiero recordar y compartir con ustedes.
Por eso escribo esto.

M

Tags: