?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

Medicina Para el Corazón

28 de noviembre de 2016
11:18 pm


He escrito más de 5000 palabras el día de hoy, pero al parecer eso no es suficiente. Me he dado cuenta, al menos por hoy, que al escribir cartas e ideas que nunca mandaré he podido canalizar muchas ideas que se habían quedado atoradas en mi corazón.

Sé que las palabras que escribí hoy son principalmente para mi, así que he respetado eso y he puesto esas entradas como privadas. Después de mi muerte, cuando encuentren el password para mi Livejournal en el sobre color rojo que está escondido bajo llave en la caja musical de mi abuela que está en el fondo de mi armario... quizá alguna persona de mi familia se anime a escabullirse a mi Livejournal, entradas privadas y todo, y podrán leer mis intentos extraños de superarme, entenderme y perdonarme.

Pero como eso será hasta después de que yo ya no esté en este mundo, no me siento particularmente preocupada. No sé. Estoy cansada, pero quería escribir una última idea que pasó por mi cabeza y que creo (al menos por ahora) que sí podré poner en mi LJ como una entrada pública.

Decidí dedicar mi NaNoWriMo de este año a escribir para escucharme, conocerme y sanar mi corazoncito.
El título de todo este proyecto es, después de todo, "Desvaríos de un Corazón en Sanación". Y vaya que sí han sido muchos desvarios, jeje. Je. Ahem. En fin, el punto al que quiero llegar es que... comparando a la Monse que existía el primero de Noviembre con la Monse que escribe estas palabras en este momento, tengo que admitir que he notado mucha mejora en quién soy y de cómo pienso las cosas.

Antes me sentía mucho más vulnerable, débil y triste. Hoy en día, sé que mi vulnerabilidad no es sinónimo de debilidad. He descubierto mi fortaleza para seguir amando y creciendo a pesar de que las cosas no resultaran siempre como yo había anhelado. Y he vuelto a disfrutar cosas que había dejado de hacer, por miedo de enfrentarme a las memorias que se mantenían en la superficie de mi cabeza pero que seguía reprimiendo por pavor de enfrentar mi dolor.

Creo que una buena dosis de amor propio y la paciencia para escuchar tus verdaderos sentimientos es la mejor medicina para un corazoncito que está en pleno proceso de recuperación. No puedes engañarte. Quizá puedas sonreír cuando estás con tus amigos o adjudicar tu falta de sueño al estrés de tu carga laboral o escolar cada vez que tu familia te pregunta si has estado durmiendo bien... pero en el fondo, tú conoces cuáles son las verdaderas causas de porqué hay un peso en tu pecho que parece no desaparecer y que te entristece, te opaca, te limita...

Es de valientes enfrentar nuestros miedos y nuestras emociones reprimidas.
Es de valientes dejar de castigarnos por sentirnos como lo hacemos, y tener la paciencia para comprender el origen de ese sentimiento.

Y entre más sinceros seamos con nosotros mismos, más sinceros podremos ser con las personas que nos rodean.
Y al final del día, si es que quieres volver a entregar tu corazón o amar como nunca antes lo has hecho, es importante que conozcas quién eres, qué puedes ofrecer y qué tan dispuesto estás a escuchar lo que la otra persona tiene que decir.

Pero también es importante que seas sincero con tus emociones, que te tengas paciencia. Que te des el tiempo para superar todo lo que ya forma parte del pasado, por más que te cueste trabajo zambullirte en los recuerdos.

Uno no puede saber qué medicina necesita si no escucha primero los sintomas y conecta con su corazón.
Así que date el tiempo para escribirle una carta a aquella persona que te quita el sueño, pero a quién ya no le puedes dirigir palabras como antes. Escucha canciones con las que sientes conexión, aunque en el fondo te sientas ligeramente avergonzado de identificarte con la letra. Llora. Ríe. Habla con las personas que te quieren ver feliz y que se preocupan por tu bienestar. Escribe, canta, lee, dibuja...

Haz lo que sea necesario, pero no te olvides porqué haces lo que haces.
Hoy en la mañana me sentía desgastada, cansada y preocupada de no alcanzar la cuota de palabras para denominarme una ganadora oficial de NaNoWriMo 2016.... pero durante la tarde recordé el verdadero propósito detrás de este proyecto y me di cuenta que, sin importar si alcanzo la cantidad de palabras necesarias o no, ya soy una ganadora.

Porque me he escuchado, me he abierto, he empezado a sanar y a soltar. He vuelto a sentirme yo después de meses y meses de sentir que sólo era una sombra de mi misma.

Y lo he logrado por medio de estos desvarios que he escrito, pero también gracias al apoyo, la paciencia y las palabras que me han compartido las personas que me rodean, incluyendo la persona que estoy intentando dejar ir.

A veces la ayuda que más necesitamos llega de la forma menos esperada y, al menos en mi caso, he aprendido que no podemos tener todas las respuestas cuando las queremos, pero que poco a poco, las respuestas que necesitamos van llegando a nosotros cuando estamos listos.

Aún me falta mucho, eso lo sé. Pero es importante reconocer mi avance y sentirme motivada a seguir adelante, así que por eso les comparto estas palabras. Quizá sean confusas o tenga varios errores en la redacción, pues ya estoy cansada de tanto escribir el día de hoy... pero lo que quiero decir es bastante sencillo: Escucha tus emociones, sé sincero contigo, no tengas miedo a fracasar, pues cualquier avance es digno de aplaudir... y nunca olvidas que no estás solo.

Tú estás contigo.
Y esa es una maravillosa compañía que tener.


``

Wordcount: 43,212

Tags:

Profile

makeiri
25 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

August 2017
S M T W T F S
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow