?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

Consejos Para Escritores

El día de ayer noté una liga que compartió Mariani, una querida amiga y una de mis escritoras favoritas (en serio les recomiendo su blog, es de los más bonitos que existen en el internet).

La nota se llamaba "Consejos para jóvenes escritores, por Ray Bradbury"
Me llamó mucha la atención que entre los consejos, venían diferentes ideas y retos para romper cualquier bloqueo creativo.
Creo que estos consejos pueden servir para cualquier persona que se sienta bloqueada en la cuestión creativa, no únicamente escritores, sino cualquier persona que expresa al mundo un pedacito de sí, sea de la forma que sea.

Me tomaré la libertad de hacer uno de los consejos que menciona Ray Bradbury en esta entrada, simplemente para cumplir con mi propósito de escribir de una forma un poco más constante por aquí.

11. Escribe cualquier cosa vieja que te venga a la mente.

Hmm... pues, en mi caso, lo primero que me vino a la mente fue una anécodta vieja. Tendrá sentido eso?
Probablemente no. Pero aún así voy a escribirla.

Cuando estaba en primaria para mi era sumamente importante seguir las reglas. Quería ser la niña buena que hacia las tareas perfectamente, la que sabía las respuestas en todos los examenes, la que las profesoras asignaban vigilar al salón cuando ellas tenían que salir por unos minutos.
A pesar de que estaba en cuadro de honor y competía en todos los concursos habidos y por haber (de hecho fue a la tierna edad de 9 años que decidí descubrir y participar en el mundo de la oratoria) sentía que faltaba algo. Había un extraño vacío. Quería hacer más que simplemente seguir las reglas.

Pero como toda la vida me habían elogiado por ser buena niña, lo menos que quería era empezar a decepcionar a los adultos que me rodeaban. Un buen día, la directora vino a tocar la puerta de nuestro salón y nos solicitó a mi y a Sergio (uno de mis mejores amigos y mi gran rival en el cuadro de honor. Siempre nos la viviamos compitiendo). Me puse un poco nerviosa. No era normal que la directora viniera a darse a una vuelta por los salones sin razón aparente.

Salimos al pasillo. Nos anunció que habíamos sido seleccionados.
En ese momento sonreí. Seguro era una especie de reconocimiento o concurso. Una prueba más para el intelecto, una razón más para prepararme como estudiante...

"Por ser de los alumnos mejor portados de su grado, fueron seleccionados para atender al funeral del señor..."

Mi sonrisa desapareció. Funeral? Yo nunca había ido a un funeral. Porqué me habían seleccionado para ir a un funeral de un señor que no conocía? No tenía sentido. No comprendía qué estaba pasando.

Años después me enteré que el señor en cuestión había siempre donado grandes cantidades de dinero a mi primaria. Nosotros eramos los alumnos que iban a representar a todos los niños de nuestro grado, dando el pésame a la familia y atendiendo al evento con nuestro uniforme.

Me hicieron llevarle un papel a mi mamá para notificarle que al día siguiente me sacarían de la escuela para atender a un evento.

"De qué es el evento Monse?" me preguntó.

Pero no supe que decirle.
Nunca le conté a mamá del funeral.

Hay pocas cosas que recuerdo del evento.
Recuerdo que nos llevaron a la iglesia en un camión de escuela pequeño.
El conductor tenía la radio prendida a muy alto volumen.
El comercial del pollo loco no dejaba de repetirse en la radio. De hecho, esa fue la primera vez que escuché del pollo loco. Sergio me explicó que era un lugar que vendia (oh gran sorpresa...!) pollo. Sip.

Dieron muchos discursos en el funeral. Nos hicieron sentarnos por las últimas filas. Había un ataúd cerrado al frente, color caoba. Mujeres vestido de negro en la primera fila lloraban en pañuelos.

Al final del evento, casi todos los adultos se retiraron. Nos llevaron frente a las mujeres de la primera fila, que al ver nuestros uniformes rompieron en llanto y nos dieron las gracias por haber atendido.

He aquí el recuerdo viejo que me vino a la mente cuando empecé a escribir todo esto:

Una de las mujeres, con gafas de sol y pelo negro me tomo de la mano y me dijo entre sollozos la siguiente frase:

"Gracias chiquita"

Y de la nada, me abrazó con fuerzas. Yo la abracé con toda la fuerza que pude, sintiendome un poco rara.
Fue la primera vez que abracé a un adulto llorando.

Aún recuerdo el olor a su perfume.

No sé donde esté esa persona ahora, pero me tocó estar ahí en un momento vulnerable y es algo que siempre tuve presente de ese momento en adelante.

Después del funeral, empecé a pensar que algún día a mi me tocaría ser una mujer de negro que huele a flores y abraza a quien esté cerca para intentar mitigar el dolor que le embarga. Algun día yo sería la persona dentro de la caja color caoba.

Pero no me gustaba pensar en esas cosas. Así que simplemente lo deje ir.

Nunca le conté a nadie esto, hasta ahora.

Así que...gracias Ray.
Ahora esta historia esta escrita.

M

Profile

makeiri
26 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

November 2017
S M T W T F S
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow