?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

NaNoWriMo - Day 16

16 de noviembre de 2014

TIEMPO.
Porque no puedo organizar mejor mi tiempo?
Alguien podría alegar que tuve un día productivo, pero si no he cumplido con mi cuota de palabras del día, no me siento conforme con mi desempeño.

Resulta que hoy estoy presionada de manera excepcional, porque mi amado padre ha regresado de viaje y quiere que salgamos al cine en familia a ver.... *pausa drámatica* Interestelar.

No me gustan las películas de astronautas para nada, menos las estresantes que me hacen llorar y temer por la vida de los personajes principales. (Y secundarios. E irrelevantes. Está bien, lo admito: temo por la vida de todos)

PEEERO.... estoy muy feliz de que papá haya regresado de viaje con buen ánimo y con ganas de ver un poco de aventura intergaláctica, así que lo acompañaré.

La película empieza en una hora y probablemente dure como dos horas (o más) así que al momento de salir de la función lo más probable es que no tenga tiempo para escribir.

Lamento tener que afrontarlo pero... hoy escribiré un poquito menos de lo que debería ser mi cuota normal de palabras.

No me siento muy preocupada por ello, porque de todas maneras estoy un poco adelantada con la cantidad de palabras que debería llevar, así que eso no me afectará demasiado (al menos no esta vez)
Pero aun así me da un poco de envidia revisar Twitter y ver que ya hay alguien en este mundo que alcanzó la meta de 50000 palabras el día de hoy.

Ahh~ Yo también lo lograré, estoy segura de ello... !

Pero en definitiva debería empezar a considerar hacer rutina escribir mi cuota de palabra antes de las nueve de la noche, porque me he dado cuenta que tengo un extraño patrón de dejar mi labor de NaNoWriMo para los últimos momentos del día.

En estos momentos estoy sentada en la cama de mi hermana viendo como ella investiga cómo funciona su nueva maquina de coser.

Personas normalmente compran televisiones grandes, celulares o muebles en el Buen Fin.

Mi hermana se compró una maquina de coser.

Está jugando con el hilo, haciendo nudos que probablemente yo no pueda imitar aunque tenga la paciencia de explicarme cómo hacerlos, viendo diferentes funciones que puede tener el pedal y escondiendo el hilo del gato, que está acurrucada a sus pies y viéndola con un poco de curiosidad.

Hablando de Google, ayer sucedió algo chistoso que con el tiempo se volvió un poco irritante.

Daré el contexto general de la situación y cómo se desempeñó:

Basciamente, Google y yo nos quedamos solas en casa el día de ayer.
Entre ver videos de Youtube, jugar con las waifus, leer novelas, escribir cartas y desempolvar mi cuarto, pasaron horas antes de que me diera cuenta que lo único que había para comer en la casa era atún.

Algunas personas pueden no saber esto pero... en definitva no me gusta el pescado. Es mi comida menos favorita de todo el universo.
Pero el atún, curiosamente, sí me gusta.

Así que un poco resignada pero positiva, me dispuse a comer atún con galletas saladas que encontré por ahí.

Tan sólo abrí el sobre de atún, Gato Google se puso a mis pies, maullando con dulzura y viendome con ojos brillantes.
Le expliqué que era mi comida, no la suya. Intenté darle a entender que su comida estaba arriba, que las croquetas eran SU comida.

De poco sirvió.

Google me miraba fijamente, su mirada tan dulce y cariñosa que sentía culpa con cada mordida que daba.

Al final... no me pude resistir.

....

Y le dí un poco de atún.

Tengo que recalcar: Le dí casi nada. Fue UN sólo bocado de atún, nada más.

Felizmente se lo comío en un par de segundos y ronroneó, alegre.


....

En ese momento no tenía idea del grave error que había cometido.

Google no dejó de rogarme por más atún el resto del día.
Y cuando mi mamá y mi hermana regresaron, notaron que Google estaba rara.

Me seguía a todos lados, maullaba el doble de  lo normal, hacía ruiditos extraños y mirandome con ojos brillantes y redondos.

Mi madre me regañó por haberle dado de comer atún. Yo ya me arrepentía de haberlo hecho, porque su mirada de expectativa cuando aún no le daba una probada de su comida favorita era mil veces más soportable que su mirada de dececpción cuando no le volví a dar la siguiente vez que me acompañó a la cocina.

Tengo un video en el que me siento con Google y le intento explicar que cometí un error y que de ahora en adelante debe de comer sus croquetas y sus croquetas nada más.

Planeo subir ese videito, editar esta entrada y agregarlo mañana, cuando esté menos presionada por tiempo.

Oh! Casi lo olvido!
Cuando mi papi nos invitó al cine, le dije que me era imposible acompañarle porque aún no cumplía con el NaNoWriMo del día de hoy.

"No te preocupes, yo te apoyo como co-autor y problema resuelto!" dijo.

Así que el día de hoy, de manera improvisada, les comparto algunas palabras que escribió mi honorable padre, mi ejemplo a seguir, mi mejor aliado y la única persona que me puede convencer de salir al cine cuando aún no cumplo con mi cuota de palabras para NaNo.

Enjoy... ~

~~~~~~~~~

El día de hoy es un día especial. Inesperadamente recibí una invitación a participar como invitado en el NaNoWrimo de Makeiri. Me gusta leer lo que escribe y se lo he comentado, pero no se me había ocurrido que yo podría participar como escritor invitado. Es un gran honor y una oportunidad de aprender, porque yo no escribo cosas que no tengan números o ecuaciones, gráficas y cosas por el estilo.

Pero si el resto de la gente puede hacerlo, me propongo cumplir mi compromiso con ella, porque yo admiro su creatividad y, sobre todo, su compromiso y disciplina de no fallar ningún día cada mes de noviembre. Claro que esta es la primera vez que lo hace público, pero se que lleva varios años participando. Las primeras líneas salieron sin mucho esfuerzo, pero me pregunto si no será necesario tener un tema que sirva de hilo conductor.

Creo que sí, de manera que voy a aprovechar para hacer una nota de mi reciente viaje a la Ciudad de México. Yo nací en la ciudad de México, pero hace muchos años que salí definitivamente de ahí con mi familia y ahora vivo en Monterrey. Lo primero que me llamó mucho la atención, después de algunos años de no visitar mi ciudad natal, fue que la temperatura durante el día no llega subir más allá de 28 grados, y en la noche no cae a menos de 10 grados. Cuando leí en el periódico que el jueves y viernes en Monterrey la temperatura cayó mucho, y lo más probable es que mañana vuelva a caer, me acordé que en Ciudad de México el clima es más homogéneo y eso hace la vida más fácil. Cuando sales en la mañana de tu casa, o llevas ropa de frío o llevas ropa de calor, dependiendo de si hace frío o calor. Lo que pasa en Monterrey es que en la mañana puede estar helando y al mediodía puedes tener ¡35 grados!

En ese sentido, le vida es menos complicada en la Ciudad de México. Pero por contra, del aeropuerto al hotel donde me hospedé, el trayecto en automóvil fue de ¡2:00 horas!, y no era ningún día especial, ni había caído una tromba, ni siquiera había manifestaciones en la calle...¡ qué difícil debe ser vivir en una ciudad donde tienes que invertir de 4 a cinco horas para traslados al día! Si duermes 7 horas, de las restantes 17 inviertes cinco en traslados y tu día se reduce a solamente 12 horas... eso no tiene mucho sentido mas que cuando lo haces relativo al número total de horas que estás despierto...¡más del 25% de tu vida atorado en el tránsito! Pero, me disculpo, ya estoy metiendo números...y me propuse no hacerlo, y no puedo borrarlo porque según las reglas que me han platicado quienes escriben NaNoWrimo, no hay que borrar ni corregir...bueno, al menos creo que sí puedo corregir “el rumbo” y dejar de utilizar números y porcentajes y proporciones, etc.

Entonces continúo con mi paseo...fui a deseayunar al Desierto de los Leones, donde hay un convento y se comen quesadillas de maíz azul, rellenas de huitlacoche con queso. Me acompañaban tres extranjeros, amigos míos de visita (por eso fui a la Cd de México)...también las comieron, y agregamos al menú una sopa de hongos...bueno, creo que el paseo fue un rotundo éxito...entre mis tres amigos había un francés...y dijo: “después de la comida francesa, la mejor comida del mundo es la mexicana”...realmente...no...supe que responder de inmediato. Fue un sentimiento ambivalente, porque por un lado me halagó mucho que comparara nuestra cocina con la famosísima comida francesa, pero luego sentí feo, porque los mexicanos realmente somos capaces de cualquier cosa, incluso de cocinar mejor que los franceses.

Y bueno, me picó el orgullo y después de caminar un rato por el hermoso convento en medio del bosque de altísimos cedros y construcciones coloniales, decidimos regresar a la ciudad y...los llevé a almorzar a La Hacienda de los Morales...uno de los dos mejores restaurantes de comida mexicana en México (el otro es el San Angelín, también exquisito). Bueno, no solamente logré que el francés se pusiera medio happy porque le ordené dos “banderitas” (tequila Don Julio, con sangrita y jugo de limón en vasitos distintos y que se toma uno después de otro), pero luego le sirvieron tales delicias de la cocina nacional que al final solo se puso un poco colorado cuando me le quedé viendo, sin decirle nada, pero con el lenguaje de las miradas le dije (y me dijo) todo lo que pensabamos.

Bueno, creo que contando las palabras de esta contribución ya representan un buen...y no quisiera que mi anfitriona piense que quiero “robar cámara”, así que por hoy me despido y espero en algún momento volver a estar en este espacio de creatividad y libertad de expresión.

Orestes

~~~~~~~~

Word Count: 1710

Total Word Count:  30064

Tags:

Profile

makeiri
26 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

September 2017
S M T W T F S
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow