?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

NaNoWriMo - Day 15

15 de noviembre de 2014

A mitad del mes

No puedo creer que estemos a mitad de mes.
Siento que apenas hace un par de días inicié este proyecto, tratando de explicar con palabras un poco inseguras lo que planeaba hacer para mi NaNoWriMo de este año.

Pasé 25000 palabras el día de ayer y fue una sensación curiosa.
Saber que esta colección de escritos ha logrado llegar a la mitad de las 50000 palabras sin ningún problema me desconcierta un poco.

Es mil veces más díficil cuando se trata de una novela, principalmente porque tienes que estar pensando en los personajes, sus inquitudes, sus metas y sus diálogos.

Pero este año, el personaje he sido yo.

Y he escrito poemas sin sentido, historias de mi infancia e incluso confesiones sobre mis pensamientos más negativos y mis emociones más pesadas. He reflexionado sobre el pasado, me he quejado del clima, he recomendado animaciones y hasta he compartido palabras de otras personas que tuvieron la iniciativa de regalarme pensamientos y creaciones de su propia cosecha.

Ha sido un proyecto sin forma pero con disciplina.
Sin sentido pero con sentimiento.
Tenía sed por un proyecto nuevo y un espacio seguro para escribir.
Quería dejarme fluir sin reglas ni formas que limitaran mi expresión.
Quería crear una colección de entradas cuyo único factor en común fuera que eran lo que me había nacido escribir en el momento, siendo posible leer las entradas en orden o desorden y que aún así tuvieran sentido.

No sé si lo estoy logrando, principalmente porque me prometí a mi misma que no releería nada de mi NaNoWriMo hasta Diciembre (y eso si me nace releerlo, lo cual posiblemente no sea el caso).

Pero estoy agradecida y feliz de haber encontrado el tiempo y la inspiración para escribir día tras día, sin importar el clima, mi estado de animo o mis inseguridades. Aún no se termina este proyecto y sé que la parte más pesada serán los últimos diez días... pero me siento positiva.
E incluso si no terminara a tiempo la cuota de palabras, me comprometo a seguir escribiendo entradas, día tras día, hasta lograr la meta de 50000 palabras.

Poco importa el mes.
Poco importa el desorden de mi contenido.
Lo que quiero es alcanzar ese número que en un principio me parecía imposible pero que con el paso de los años se ha convertido en algo posible con la voluntad suficiente.

Ahh~ Estamos a la mitad de la carrera y sé que el error más novato e injusto para mi proyecto sería confiarme, pero tengo un buen presentimiento.
Esperemos que no me haya condenado a mi misma por decir eso.
El tiempo dirá.

Por lo pronto, bienvenido, día 15.
Y bienvenido, buen fin.
Pero sobretodo... bienvenido, amado puente!

El día de hoy... escribiré cartas.

Cartas

A Pólux, Hijo de Jupíter


15 de noviembre de 2014

Mi estimado amigo misterioso,

Te saludo de la manera más cordial y respetuosa posible.
Desconozco tu verdadero nombre, tu rostro e inclusive tus intenciones.
Pero por medio de tus palabras, me has transmitado emociones, pensamientos e historias.

No sé si vuelva a leerte en el futuro, pero en caso de no ser así sólo quería que supieras que estoy agradecida por tu paciencia para leer mis desvaríos y encontrarles un poco de sentido cuando incluso yo no tenía idea clara de lo que estaba haciendo.

No sé de donde seas, pero si llueve en donde estás no olvides cantar bajo la lluvia.
Si ves a un ave lastimada, no olvides cuidar de ella con paciencia.
Si alguna vez piensas en mi, no olvides que Miyano Mamoru es sensual.

Atentamente,
M

A Ti, que pensé ya no me leías.
A Ti, que me ayudaste con mi tarea de matématicas financieras y un sin fin de retos más.
A Ti, mi amado amigo incondicional.


15 de noviembre de 2014

No sé ni siquiera cómo dirigirte la palabra sin sonar extraña.
Me siento aún un poco perdida con cómo dirigirme hacía ti.

Dudé si debería escribirte o no.
....
Pero al final decidí dejar de dudar.

Hoy me puse a buscar los dibujos que me entregaste hace ya varios veranos.
Recuerdas la carpeta verde llena de trazos, cómics y un sin fin de secretos más?

Encontré una tarjeta que me escribiste una vez que estaba enferma y me fuiste a dejar una paleta payaso para animarme.
No puedo ver una paleta payaso sin pensar en ti y sonreír un poco.

Sabes? Los girasoles siguen siendo mi flor favorita.
Nunca nadie me ha vuelto a llamar como tu lo hiciste alguna vez.
No sé mucho de cómo estén las cosas para ti, pero todos los días pido que todo te salga perfectamente.

No olvides que te quiero.
M

A mi primer amor

15 de noviembre de 2014

Qué locura pensar que alguna vez estuvimos juntos.

Nuestros caminos pueden haberse separado más allá de lo que pensé posible, pero aún hay momentos en los que me acuerdo de algún chiste o comentario que hiciste y me río.

Fuiste un gran maestro en mi vida, un amigo que me ayudó a ver el mundo de una forma diferente.
Contigo aprendí más de música que con nadie. Contigo descubrí mi potencial.
Fue gracias a ti que descubrí que yo también podía ser hermosa.

Sé que eres hábil con la palabra.
Anhelo el día en el que escribas un libro y pueda presumir al mundo que fui tu primera novia, tu primer beso, tu primer amor.

Espero que estés experimentando la vida que soñabas, que estés explorando ciudades nuevas.
Espero que seas feliz, que ese vacío que alguna vez sentiste haya desaparecido para siempre.

Y perdóname, por haberte lastimado como lo hice.
Lamento haber sido como fui, lamento no haberte amado de manera incondicional.

Confío que siendo quién eres, ya me has perdonado así como yo ya te perdoné.
Entre nosotros, sólo queda paz.
M

A Mi Futuro Juego de Pokemon

15 de noviembre de 2014

No puedo esperar para que estés aquí a mi lado.
Te he anhelado por semanas.
No tardes.
Estoy lista.

M

A quien más he herido

15 de noviembre de 2014

Por más que he tratado de encontrar palabras que tal vez puedan ayudar a retomar la comunicación que hemos perdido, lamento decir que necesito tiempo.

Necesito tiempo para encontrarme, para sanarme, para perdonarme.
Créeme cuando te digo que no estoy huyendo de nada. Tenemos conversaciones pendientes.
Estoy consciente de ello.

Tenme paciencia.

Ya llegará el día. El momento. El instante.
Tú necesitas disposición para hablar conmigo también.
Así que trabaja en eso y yo trabajaré en lo mío.
Tengo plena confianza que al final del día, estaremos en paz.

M


A quien ama mis cejas

15 de noviembre de 2014

No te voy a mentir.
Me he alejado.
Extraño nuestras conversaciones largas y nuestras guerras intelectuales.
Pero no las extraño lo suficiente como para hacer un esfuerzo de retomarlas.

Pienso en todo lo que traes encima, pienso en las mil responsabilidades que son cargas pesadas en tus hombros... y no me queda nada más que apoyarte a distancia, esperando que las cosas mejoren con el paso del tiempo.

Me he estado sintiendo un poco pérdida sobre qué dirección tomar y aunque sé que estás dispuesto a apoyarme incondicionalmente, quiero que te enfoques en tus propios pendientes, tus propias metas, tus propios proyectos.

Lucha por tus sueños.
Estoy segura que podrás alcanzarlos.

M


La Carta Más Importante

15 de noviembre de 2014

Querida,

Primero que  nada, no olvides que te amo.

Sí, suena extraño. Probablemente sientes desconfianza de mis palabras por el simple hecho de que he estado aquí, a tu lado, observando cómo pasan los días y no he dicho o hecho nada para motivarte a salir de ese letargo incesante, de esa tristeza silenciosa.

"Si realmente me amas, porqué me maltratas tanto?"

No tengo una respuesta concisa y no voy a intentar justificarme diciendo algo como "Lo he pasado muy mal, no me he sentido muy bien, no estaba en condición de ayudar a nadie."

No hay justificación ni razón para ver hacía atras y enojarme, resentir, reclamar... qué sentido tendría hacer eso?

Yo te amo.

Y hoy me encuentro aquí, escribiéndote y procurando recordarte que los cielos cambien y las nubes llegan y se van; pero el universo permanece imutable al otro lado del cielo, brillando y creando vida.

Poco importa la tormenta que parezca estar azotando tus ventanas, poco importa los torbellinos incesantes de tus pensamientos...
He estado aquí siempre.

Hoy al fin reuní la fuerza para escribirte, para buscarte.

Cuantos meses han pasado? No tengo idea.
Dejé de contar los días, dejé de contar las lágrimas, dejé de soñar despierta.

Entiendo si tienes miedo.
Entiendo si estas resentida.

Pero porfavor, te lo pido con toda humildad....
Perdóname.

He hecho lo mejor que he podido, he caído ante mis fantasmas, ante mi culpa, ante mis dudas...
Pero he hecho mucho, a mi manera.

Tal vez en más de una ocasión intenté iniciar el diálogo entre nosotras, pero yo misma no me permitía verte a los ojos, sentirte, perdonarte...
Y lamento eso. Lo lamento más de lo que podrías imaginar.

Pero hoy es diferente.

Hoy estoy aquí porque me abriste la puerta.
Me volviste a respirar vida, me entregaste la pizca de motivación que no hayaba en ningún libro, ninguna conferencia, ningún consejo... ningún sueño.

Me has regalado la oportunidad para observarme... para OBSERVARNOS y sanar.

Aunque seamos exactamente la misma persona, es necesario que seamos sinceras; eramos un conjunto de culpas y dolores, de soledad y desgana.

No estabamos dispuestas a ayudar a nadie, y eso nos incluye a nosotras.

Pero cuánto tiempo más seguiremos así?
Ya estoy cansada.
Ya estas cansada.
No es la hora de iniciar el cambio que ambas anhelamos y que por suficiente tiempo hemos creído que no merecíamos?

Te veo desganada.
Adolorida.
Deprimida.
Te noto seria, silenciosa, meláncolica de lo que fue y que probablemente nunca vay a a regresar ser.

Tus palabras apenas nacen, estas fuera de sintonía, envuelta en mil historias que te desgarran y te vuelven inútil.
Tristezas que te convierten en una bocanada de aire sin oxígeno.

Que punto tiene vivir así?

Te sientes vacía porque no has estado compartiendo tu don con el mundo.
Te sientes culpable por no cuidar de ti.

Pero eso de qué ayuda?

Traer más culpa a tu vida no te sanará ni hoy ni mañana.
Limitar tu voz te entristece.
Alejarte de las personas que amas te apaga.

Entonces explicame porqué insistes en seguir haciendo exactamente lo mismo que te causa tanta tristeza?

Hemos hecho listas de metas y propósitos.
Hemos orado.
Hemos pedido ayuda.

Pero nadie será capaz de darnos lo que nosotras mismas no nos hemos dado.

Hoy te invito a hacer algo diferente a lo que hemos estado haciendo los últimos meses.

Te invito a cumplir con esa transformación que te has imaginado pero que aún no pones en acción.

No puedo llegar a nada si no estás tu ahí.
No puedo levantarme si tu no me ayudas.

Podemos iniciar con algo sencillo, como cuidar de nuestro cuerpo.
Nuestro primer paso será nutrirnos, porque antes de correr por el mundo nutriendo al aniverso, tenemos que estar bien nosotras.
Poco a poco, las puertas se irán abriendo.

Llegarán nuevas oportunidades y sueños.

Así que levantate.
Renace.

Ya nunca más estarás sola, porque con plena conciencia yo te afirmo y te prometo: Aquí estoy yo.

Confía.

Vamos, para adelante.
Un paso a la vez.

Sinceramente,
Tú misma

Word Count: 1922
Total Word Count: 28354

Tags:

Profile

makeiri
26 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

November 2017
S M T W T F S
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow