?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

NaNoWriMo - Day 7

7 de noviembre de 2014

Dicen que escribir bajo pánico a veces da buenos resultados.
Esperemos que sea cierto, porque exactamente en 1 hora se acaba el día y no me he dignado a siquiera escribir un par de líneas durante TOOOODO el día.

Ahh~ Durante la cena estuve comentandole a mi prima y a mi padre lo muy irresponsable que había sido por no haberle dedicado ni siquiera cinco minutos a NaNoWriMo. Mi padre intentó mantenerme positiva, diciendome que había muchas cositas sobre las que podría escribir y que me ayudarían a alcanzar la meta diaria de NaNoWriMo sin ningún problema.

Desde maquinas del tiempo, escenarios del pasado, filosofías profundos o inclusive un poco de investigación, las posibilidades eran muchas.

Pero en este momento, mientras intento desesperadamente escribir algo que contenga aunque sea una fracción de sentido, hay algo muy interesante sucediendo en mi cuarto.

Gato Googl está sentada en el sillón negro de mi cuarto maullando como loquita y mirando fijamente a una palomilla que misteriosamente se las ingenió para
a) entrar a la casa
b) entrar a mi cuarto
c) llamar la atención de Google.

Sé que mi gatita es un poco gordita a comparación de un gato saludable y deportivo... pero aún así tiene la valentía de bajar sus orejitas, mirar fijamente a la palomilla y maullar de manera relativamente amenzadroa (aunque a mis oídos sigue sonando demasiado adorable).

A pesar de que Google conoce sus limitaciones y no se anima a saltar desenfrenadamente para intentar atrapar a la palomilla que se encuentra revoloteando felizmente por mi techo, hay algo en ella y su actitud que me despierta un poco de inspiración.

No te preocupes Gato Google. Sé que no atraparas la palomilla el día de hoy. Pero en un par de horas habrás olvidado que alguna vez hubo una palomilla revoloteando por ahí cuando te vayas a dormir o cuando te distraigas porque llegará mamá a servirte un poco más de comida.

Aún asi, lo que le tengo que reconocer a mi gatita es que vive en el Ahora de manera permanente y espontánea.
En estos momentos su gran enfoque puede ser la palomilla que revolotea por mi techo, pero dentro de media hora probablemente esté enfocada en otra cosa y no se estará lamentando de su caza no exitosa.

Tú muy bien Gato Google. Sigue así.

Cambiando drásticamente de tema, hoy compartí un momento muy emotivo y MUY divertido bajo la lluvia.
Intentaré narrar el evento de una manera relativamente resumida y clara, aunque no puedo garantizar nada porque el tiempo corre y aún tengo muchas otras palabras por escribir.

AHEM.
Yanel (mi prima que está de visita) y yo compartimos dicho momento de una manera espontánea y cómica.
Yanel me había pedido que hicieramos una cita especial para poder ir a visitar a nuestra amiga y era mi primera vez de verla desde que regresé de Japón, así que yo también estaba muy emocionada y feliz.
Cuando llegamos a la casa de nuestra amiga, abrazos y palabras emotivas fueron intercambiadas. Temas de conversación clave, como el estado de nuestros corazoncitos a próximos proyectos que posiblemente estaban en puerta sucedieron de forma fluida e interesante.
Justo cuando la platicaba estaba a punto de ponerse en su punto máximo de interés, recibí una llamada de mi mamá.

El plan original era que después de nuestra visita, Yanel y yo iriamos al cine a ver una película. Como el cine estaba relativamente cerca de la casa de nuestra amiga, habíamos acordado que podiamos caminar y no tener que pedirle de favor a nadie que pasara por nostras o tener que buscar o pedir un taxi para que nos transportara.

Sin embargo, mi madre me llamó para decirme que ella me daba permiso para pedir un taxi y que porfavor tuvieramos cuidado porque la lluvia había hecho que las calles se volvieran pequeños ríos y de todas maneras, para la hora en la que salieramos de visitar a nuestra amiga, ya habría anochecido. Así que por su paz mental (como toda madre debe de comprender) y nuestra mayor comodidad, mamá nos autorizó que nos fueramos en taxi a nuestro destino sin importar que estuviera extremadamente cerca de donde estabamos.

Cuando atendí la llamada de mi mamá estaba más enfocada en volver a retomar la conversación que había dejado a medias, así que le dije a mi mami que todo estaba bajo control, que tendriamos cuidado y que gracias por su permiso.
Colgué el celular y seguimos con la platica hasta que eventualmente terminó la cita y nos preparamos para salir a la aventura de llegar al cine a tiempo.
(Que por cierto, contrario a lo que todo mundo podría llegar a pensar, llegamos a tiempo a la función. Woohoo!)

Como todo lo bueno en la vida, nuestra sesión de platica y de consejos terminó. Yanel y yo recogimos nuestras cosas y empezamos la marcha camino al cine.
Veniamos emocionadas platicando sobre lo que habíamos descubierto gracias a la platica que acababamos de compartir.
Como traíamos un paraguas grande y bonito (que mi madre tuvo que recordarnos que nos llevaramos cuando ibamos de salida) casi casi podiamos ignorar la lluvia que caía a nuestro alrededor.

El camino que teniamos que tomar de la casa de nuestra amiga al cine cambio durante varias etapas.

Al principio, ambas podamos caminar lado a lado y compartiendo el paraguas sin mayor problema. Inclusive era hasta cómodo poder ir charlando mientras avanzabamos a nuestro destino final.

Sin embargo, poco a poco el camino empezó a volverse más y más pequeño. Llegó al punto en el que había demasiadas plantas a nuestro alrededor y sólo podiamos caminar una delante de la otra mientras sosteníamos el paraguas de una manera relativamente incómoda para evitar empaparnos en el proceso y seguir avanzando.

Creo que podríamos haber logrado llegar sin mayor problema ni queja de no ser por el lodo.
De concreto firme aunque desgastado, mi bota fue a dar con lodo espeso y oscuro.
No tengo idea de PORQUE de repente el cemento se volvió inexistente en la calle que debíamos tomar, pero Yanel no pudo evitar expresar su sorpresa con un "Aahhhhh LAS BOTAS!"

A todo esto, Yanel estaba usando unas botas mías que compré el mismo día que la nevada más intensa de Tokio en los últimos 10 años empezó. (Que también fue el primer día que escuché la voz de Mamo en vivo, pero esa es otra historia que ya narré con lujo de detalle en alguna otra entrada de mi livejournal y pues... no creo que sea realmente relevante para el NaNoWriMo del día de hoy, aunque vuelvo a aclarar lo que todo mundo debería de saber para este punto: Miyano Mamoru es sensual!)

AHEM.

Volviendo al tema, el punto es que las botas que Yanel tenía puestas le quedaban relativamente grandes porque eran... mías.
Y el lodo espeso hacía que el proceso de caminar se dificultara bastante para ambas.

Entre deslices y pasos inseguros, seguímos adelante hacía nuestra meta final a pesar de que la lluvia no cesaba y que había poca luz que guiara nuestros pasos.

Y fue justo en ese momento, en pleno caminar en el lodo y dar pequeños grititos de sorpresa al deslizarnos de maneras que no esperabamos que recordé la llamada que mi madre había hecho mientras yo estaba felizmente en la compañía de nuestra amiga.

Fue entonces que la siguiente conversación tomó lugar:

Monse: Yanel...
Yanel: WAhhhH! El lodo! Siento que me voy a caer.... ! *se resbala un poco pero no llega a carse* Ah.. !
Monse: Prima...
Yanel: Mande?
Monse: Prima, no me odies pero....
Yanel: ....Pero...?
Monse: Recuerdas que recibí una llamada de mi mamá?
Yanel: De mi tia? Sí, si recuerdo...
Monse: Bueno... mi mamá habló para decirme que nos recomendaba que nos fueramos en taxi al cine. De hecho, creo que más o menos me PIDIO que nos fueramos en taxi y pues...
Yanel: ....
Monse: ....
Lluvia: -gota gota gota gota-
Yanel: Y HASTA AHORA SE TE OCURRE DECIRME ESO?!
Monse: Lo sien... AHHH! *se resbala por el lodo y tiene que apoyarse en Yanel para evitar caerse*
Yanel: Ay prima... ! Pues ya que... a seguir adelante!
Monse: Seh! A seguir adelante!
Yanel: Por cierto prima, recuerdas cuando me dijiste que tus botas eran impermeables?
Monse: ... Si?
Yanel: NO LO SON.

Y así seguimos platicando, resbalando y riendo bajo la lluvia.
Sé que puede llegar a sonar irresponsable o inclusive poco inteligente, pero agradezco que las cosas pasaran como pasaran porque:

A) Descubrí que mi equilibrio es mucho mejor de lo que pensaba
B) Reí mucho
C) Tuve un momento épico con mi prima que podremos recordar en algunos meses o inclusive años y seguirá siendo una historia que me haga sonreír.

Contra lluvia, lodo y poca luz, logramos llegar al cine sanas y salvas.
La película que fuimos a ver fue "La Dictadura Perfecta" y aunque fue interesante verla y comprender el mensaje detrás de la producción, tengo que admiti que en más de una ocasión mi prima me tuvo que calmar o verme llorar por lo mismo.

Qué puedo decir? Soy una persona que puede llegar a ser exageradamente sensible y hay temas algo fuertes que se tratan en la película.
No tengo idea de qué más puedo agregar sobre la experincia, especialmente porque aún no termino de digerir todo el contenido ni la historia que presenta, pero sí debo admitir que es una película que está bien hecha y que logra burlarse especialmente bien de Telcel.

Ahh! Falta media hora para que acabe el día y no he podido siquiera releer una de las oraciones que acabo de escribir. Una parte de mi se siente insegura, porque dudo que se entienda lo que estoy tratando de transmitir por medio de esta entrada.

Pero otra parte de mi se siente increiblemente satisfecha de haber alcanzado la cantidad de palabras necesaria para cumplir con la cuota del día de hoy.

Creo que por primera vez en este NaNoWriMo tuve mis dudas de si podría alcanzar a escribir el día de hoy. Hay tantas cosas sucediendo ahora que mi prima está de visita y los examenes han terminado que sinceramente me encuentro en un estado permanente de cansancio y sueño.

Pero al mismo tiempo me siento agradecida de que a pesar de todo, tuve la disciplina para sentarme frente a la computadora, desaparecer el resto del mundo por un momento y simplemente dedicarme a escribir.

Ojalá siempre fuera así y no únicamente una vez al año por un mes! Pero algo es algo y a pesar de que este ejercicio podría parecer sencillo de cumplir, sólo las personas que se han dado la tarea de participar en NaNoWriMo comprenderán a lo que me refiero cuando digo que escribir cada día al menos 1667 palabras no es algo que se pueda tomar a la ligera.

Por fortuna mi compromiso con este proyecto se mantiene firme. Sé que sigue siendo un proyecto personal cuyo resultado final no será nada más que la satisfacción personal de saber que cumplí con mi cuota diaria de palabras durante un mes, pero... aún así, vale la pena.

Además, de no ser por NaNoWriMo probablemente no me hubiera puesto a escribir el día de hoy sobre la aventura bajo la lluvía que compartí con mi prima el día de hoy.

Puede que mis palabras sean torpes. Puede que haya contado las cosas de manera apresurada y relativamente incoherente. Pero al menos está escrito y cuando tenga la paciencia (y el tiempo...!) de releer mi NaNoWriMo, podré hacer modificaciones o tal vez ahondar en el tema un poquito más dependiendo de lo que estime necesario en su momento.

Al menos ya está escrito. Ya habrá tiempo de perfeccionar después.

Word Count: 1958
Total Word Counter: 12821

Tags:

Profile

makeiri
25 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

August 2017
S M T W T F S
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow