?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

NaNoWriMo - Day 1

Memorias del Presente

Día 1

1 de noviembre de 2014

Contrario a lo que pensaba de mi misma, resulta que a pesar de que tengo examenes finales este mes (como sucede cada NaNoWrimo) me he animado a participar este año de una forma en la que no lo había hecho antes.
He escrito novelas (o al menos fantasmas de ellas) los últimos tres años... pero la verdad de las cosas es que soy la clase de persona que se puede inspirar bastante para proyectos que me motivan a ser creativa o simplemente OBLIGARME a escribir de una manera constante...  pero por más que pueda disfrutar escribir o planear ideas nuevas para mantener las cosas interesantes, el resultado de mis esfuerzos termina siendo igual de una manera bastante decepcionante.
Cuando acaba el mes o logro alcanzar la meta de 50,000 palabras... cierro ese proyecto de manera indefinida, negandome a releer aquello que había escrito por miedo de los fantasmas y horrores ortograficos que pudiera encontrar.
Nunca he compartido mis medio novelas (o novelas fantasma, como me gusta llamarles) con nadie, incluyendo mi familia, mis mejores amigos o incluso mi gato. (Y si, a veces le leo a Google cosas que escribí o cuentos que me gustan, pero ese no es el punto.)

Pero este año haré algo diferente.

El año pasado me estuve obligando a participar en NaNoWrimo Y escribir todos los días en mi blog.
El año pasado, Noviembre fue un parte aguas en mi vida y sin duda alguna esto se ve reflejado en mis entradas de aquél entonces.
A veces sólo me daba tiempo de poner en mi livejournal el link a alguna canción que vi y que me gustó, o tal vez sólo una corta reflexión día a día. Una que otra vez no pude escribir algo que siquiera tuviera sentido, pero con tal de cumplir con mi meta de subir algo diario a mi blog, poco me importó la calidad.

Y esa es la cuestión de NaNoWrimo.
Normalmente somos relativamente cuidadosos con lo que escribimos y lo que compartimos con el mundo.
Pero con NaNoWriMo uno tiene que ser todo menos cuidadoso. Todo se trata de escribir, escribir, escribir, escribir, escribir....
Incluso si las cosas no tienen sentido, incluso si hay plot holes intensos, incluso si sabes que lo que estás escribiendo puede (o debería) ser borrado en lo que sería un Draft final... Aun así, el punto aquí es quitarte las exigencias de encima y dejar que la creatividad fluya.

Pero ahora que tengo Waifus que cuidar (Love Live Hell es poderosos) y materias en las que me quiero enfocar (AMPARO TE ESTOY VIENDO) me he propuesto unir lo del blog y NaNoWriMo en un sólo proyecto.

La meta general de NaNoWriMo es escribir 1667 palabras diarias durante un mes. Se supone que es para escribir una novela, pero este año no estoy de humor para improvisar nombres y personalidades de personajes que no me he dado el tiempo de pensar con cuidado. El año pasado me puse a escribir una novela romántica porque me sentía inspirada para escribir una historia de amor. Y a pesar de que mi novela se trataba de una chica que se enamora de una estrella que cayó del cielo (oh wow, eso suena mil veces más cursi cuando intento explicarlo en una sola oración) disfruté mucho mi proyecto aunque realmente no siento que algún día tenga la paciencia o voluntad de volver a abrir ese documento de word para hacer correcciones o ver las locuras que escribí ese mes.

Y aunque me encariño mucho con mis personajes cuando inicia el proceso de escribir, realmente no me encuentro con la paciencia suficiente como para idear personas nuevas con las que pueda crear un equipo para ganar NaNoWriMo. (Y si, para mi NaNoWriMo es como una especie de torneo personal en donde mis personajes y yo somos un equipo, luchando por alcanzar la cantidad de palabras necesarias)
En fin. Mis personajes del pasado tienen un lugar especial en mi corazón y estoy eternamente agradecida por las aventuras que trajeron a mi vida.
Pero este año, será diferente.
Esta año, el personaje seré yo.

Y lo que escribiré será el simple resultado de ponerme un tema diario para escribir que tenga que ver con algún recuerdo, experiencia o pensamiento que cruce por mi cabeza, día a día.

Esa no es la única diferencia que haré este año.

Nunca antes había compartido lo que escribía para NaNoWriMo con nadie.
Pero este año he decidido ir publicando lo que escribo en Livejournal de manera pública, por más tonto que suene lo que escribo o por más chafa que sea la temática que elija tomar uno que otro día.
No creo que exista alguien que tenga la paciencia para leer lo que escribo anyway, pero supongo que sería motivante para mi saber que tengo que estar subiendo lo que escribo a mi Livejournal.

Siendo sincera, no espero ganar NaNoWriMo este año por varias razones, una de ellas siendo mi falta de motivación como para sentarme una o dos horas al día a idear un nuevo plan para alcanzar 1667 palabras que pueda compartir con el mundo. Es mucho más sencillo cuando uno lo hace únicamente para sí mismo, cuando el reto permanece en ti y si fallas o lo logras es cuestión tuya, libre de los ojos juzgadores o las expectativas de los demás.

Pero como durante todo este periodo de mi vida he estado trabajando en la cuestión de soltar el peso a las expectativas que otros podrían llegar a tener de mi, he decidido que este año mi proyecto de NaNoWriMo será un blog intensivo de temática que aún no comprendo ni tengo planeada, pero que definitivamente me ayudará a hacerme un clavado profundo a quién soy y qué es lo que tengo que decir o escribir al respecto. Me gustaría recordar fragmentos de mi vida que han estado apareciendo de la nada en mi cabeza como destellos insignificantes pero que de alguna manera llegaron a formarme como ser humano, por más raro que eso pudiera llegar a sonar.

Sobre todas las cosas, quiero tener un proyecto personal que me obligue de cierta manera a reunir el valor suficiente como para aceptar y recordar esos destellos que eventualmente se perderían para siempre si no reuno el valor para ponerlos en palabras escritas.

Sé que todos somos un universo andante. Cada pensamiento, experiencia, idea y relación que hemos tenido es un fragmento de estrellas que se refleja en nuestra forma de experimentar el estar vivos.

Pensar que mi manera de percibir este mundo es lo suficientemente valiosa como para ser digna de ser compartida sería algo demasiado sinverguenza, incluso para mi. Tal vez no tenga nada nuevo ni revelador que compartir con el mundo, pero una parte de mi desea hacer el experimento de escribir sin miedo, sin duda alguna de que tal vez lo que estoy escribiendo no tiene verdadero propósito ni razón de ser más que el simple deseo que tengo de escribir y eso es valido.

Miles de veces he escrito cosas que luego he borrado o escondido porque sentia que no era suficiente. Sentia que le faltaba mensaje, propósito o razón. No tengo idea de cuantas ideas he dejado morir porque considero que no son lo suficientemente interesantes, relevantes o inspiradoras.
Supongo que mi sueño más egoísta es poder inspirar a otros por medio de la palabra escrita. (O bueno, con la palabra en general. Durante los últimos días he vuelto a confirmar que disfruto tanto escribir como hablar frente a un público)
Pero si algún día planeo llegar a eso, debería empezar por escribir algo. Lo que sea. Y de eso se va a tratar este proyecto que es una mezcla extraña entre NaNoWriMo y NaBloPoMo.

Es un nuevo inicio.

Y es en este primer día en el que quiero escribir sobre Samhain.

Durante la cena del día de hoy, mi madre comentó que hoy, tecnicamente, primero de noviembre, se celebra el año nuevo celta.

Samhain es una festividad importante que tuvo gran impacto en Europa y que celebraba el fin de la temporada de cosechas. Literalmente es considerado como el "Año Nuevo Celta" y aún es celebrado para personas que se mueven con ese calendario.
Es una fiesta de transición, que es exactamente por lo que estoy pasando en este momento de mi vida.

Un nuevo inicio, el paso de un periodo a otro. La apertura a un nuevo mundo.
Una oportunidad de observar todo lo que fue e iniciar nuevos proyectos y metas que tal vez puedan no estar completamente definidos aún, pero que eventualmente se irán dibujando con más y más claros con pasos firmes en tiempo perfecto.

Se me hizo muy curioso que una celebración que se considera como un año nuevo sea justo el primero de noviembre, fecha donde miles y miles de personas inician el proceso creativo de escribir una novela (fellow NaNoWriMers, I FEEL YOU) y pues... no lo sé.
No creo en las coincidencias, desde que era pequeña mi madre me enseñó que las cosas suceden como lo hacen por una razón. (Incluso si no comprendemos en el momento porqué)
Tal vez sea una cuestión energética, tal vez sea un momento valioso para iniciar de nuevo, para soltar todo aquello que ya pasó y dejar ir las cosechas pasadas.... pero sea como sea, tengo un buen presentimiento.

Noviembre es de mis meses favoritos. Es de mis meses más productivos del año. Y no, no digo eso simplemente porque me dedicaba a escribir novelas (o al menos fantasmas de ellos) durante los últimos años, sino porque Noviembre siempre ha sido mi mes de reflexión.
Diciembre ya es cuando han pasado los examenes finales, cuando me reuno con mi familia en México y me tengo que dormir con sueter para evitar enfermarme.

Noviembre es cuando aún puedo usar vestidos, pero empieza a ser necesario ponerme medias.
Noviembre es el mes de bebidas calientes, escritos creativos, propósitos por cumplir antes de que termine el año y calcetines de colores.

Amo Noviembre y aunque también relaciono este mes con noches de insomnio, estrés innecesario por mis propias expectativas de poder escribir al menos 50,000 palabras para el final de él y sobrevivir mis examenes finales al mismo tiempo... creo que soy de esas personas que necesitan estar bajo presión para hacer las cosas.

Así que esta vez, intentaré hacer esto.
Aprovechando que, tecnicamente, es un año nuevo...
Aprovechando que me siento libre de expectativas o dudas...
Aprovechando que estoy aquí, viva y con plenas capacidades de sentarme por un momento o dos para escribir cosas sin sentido y que tal vez no sirvan para nada ni nadie más que para mi...
Pero así esta bien.
Porque este proyecto es mio. Esto es entre Noviembre y yo.
Y a pesar de que mi mente me dice que tal vez esta no es una buena idea, estoy dispuesta a darle inicio a este proyecto y ofrecer lo mejor que pueda, día a día.
Todo inicia con un primer paso.
Y pues... este es el mio.

M

Word count: 1854

Tags:

Comments

( 1 comment — Leave a comment )
(Anonymous)
Nov. 2nd, 2014 12:26 pm (UTC)
1 de noviembre y el año nuevo celta
La conjunción de los astros pasa frecuentemente desapercibida por la mayoría de los seres humanos. A veces los periódicos y la televisión anuncian que la luna pasará por la sombra que proyecta su nave espacial nodriza, la tierra, al interponerse entre aquella y el sol, o cuando la luna se interpone entre el sol y la segunda. Pero excepto por tales casualidades siderales, que causan sensación por su frecuencia esporádica y porque los humanos suelen sorprenderse de todo lo que no es cotidiano, el resto de las conjunciones astrales pasan desapercibidas. El primero de noviembre se celebra el día de los muertos "chiquitos" en México, y al día siguiente el día de los muertos "adultos" (y viejitos, supongo), porque a los mexicanos nos gusta coquetear con la idea de que la muerte no es el fin de la vida, sino que simplemente es como pasar de la infancia a la adolescencia, o de la adolescencia a ser adulto. No nos gusta aceptar que los seres queridos que se han ido ya no viven, sino que pasaron a otra "liga", pero que desde allá nos escuchan. No nos respondan, no porque ya no nos perciben, sino que están en una especie de mundo paralelo, y se quedaron mudos e invisibles. El día de muertos pueden acercarse un poco y, por lo tanto, debemos asistir al lugar a donde los dejamos enterrados porque van a regresar ahí, es una cita que tiene tintes, entre macabros y románticos. Así será posible compartir con ellos el pan y la sal, la tortilla con mantequilla, el queso de bola, el traguito de tequila o hasta un buen cafecito de olla. Las tradiciones mexicanas son, en ese sentido, expresión de la sensibilidad de un pueblo que no solo disfruta el gusto por la vida (basta escuchar la música ranchera, ver los bailes típicos o asistir a un partido de futbol), sino que al mismo tiempo las tradiciones reflejan la nostalgia y el deseo del reencuentro, también nos hablan de una creatividad innata de nuestra cultura, de nuestras raíces. El día de muertos entre los celtas era un "corte de caja", y entre los mexicanos de hoy un reencuentro con sus muertitos. Curioso que cuando se formaron esas tradiciones místicas entre un pueblo y otro hubiera un océano de por medio y que coincidieran en el mismo día de cada año para una fiesta tan importante. Gracias, Makeiri, por escribir NaNoWrimo. Al leerte me inspiraste a seguir tu ejemplo y dejar en este espacio un testimonio de lo mucho que despertaste mi imaginación. Es el momento de “soltar los dedos”, como dirían los pianistas, porque escribir es algo catártico y en un mundo donde la realidad apabulla a los espíritus más herméticos (qué no le hará a los sensibles), el haber descubierto este espacio es tan importante para tu mundo como lo fue el descubrimiento de América para los habitantes del siglo XV, porque aunque América existía, tenían que verla para creer, y cuando los marineros de Colón vio aquella isla tropical en medio del infinito azul, entonces creyó. Tú también tienes que escribir para creer que una escritora vive en tu interior...y yo te digo que tus líneas son frescas, espontáneas y llenas de vida. Te felicito.
Creo que la palabra escrita es ese lenguaje que permite a los que ya se fueron "platicar" con quienes se quedan todavía. Creo también que la palabra escrita es poderosa y que el idioma es grande. Creo que no hay que dejar que el ego nos juegue la triquiñuela de convencernos que los hemos conquistado, sino conservar siempre una libra de humildad por cada gramo de satisfacción. Creo que la práctica lleva a la maestría y que tú, al reiniciar cada año tu trabajo de cumplir con la meta de 50,000 palabras escritas, demuestras lo fuerte que eres y que no te amilanas ante los imponente (cuando yo lo pensé, me dije, no voy a escribir ni cinco renglones, pero ya ves, aquí te dejo ... lo que me permitió el sitio. Había escrito algunas más, pero me mandó un mensaje de que no puedo escribir más de 4,300 caracteres. Para un escritor de corazón, es apenas un "warming drill”.
Tu admirador,
Pólux, hijo de Jupiter.
( 1 comment — Leave a comment )

Profile

makeiri
26 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

September 2017
S M T W T F S
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Page Summary

Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow