?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

No hace falta que nadie lo sepa

Desde mi ventana puedo ver personas trabajando en remodelar un edificio viejo.
No sé que historias hayan tomado lugar en ese lugar, no tengo idea de cuanto tiempo ha estado ahí.
Pero está pasando por un proceso de cambio impresionante.

Todas las tardes, sin pausa alguna, hay ruido.
Martilleo, conversación y risas de los trabajadores, maquinas haciendo su labor y pintura fresca siendo plasmada en sus ya gastadas paredes.
Al principio me molestaba el ruido.
No me dejaba tomar mi siesta de la tarde. o.ó
Aunque cerrara la ventana, no podía grabar un video sin que se escuchara el ruido en el fondo.
Me sentía frustrada cuando me sentaba a dibujar o escribir y el ruido no me dejaba escuchar mi música en paz.

En fin.
Mil razones por las cuales yo, siendo yo, me sentía molesta con la remodelación.

Y luego, cuando me di cuenta que me la pasaba irritada por el ruido y no hacía nada al respecto, me vine a dar cuenta que la razón principal por la que me molestaba tanto era porque yo misma no salía de mi habitación.
Me la pasaba encerrada en mi cuarto, frustrada con el ruido que me acompañaba y aún así negandome a disfrutar un paseo o una escapada de mi refugio.

Lo que en un principio podía parecer una molestia innecesaria y frustrante me ayudó a darme cuenta de lo poco que he salido a platicar con mis amistades o simplemente respirar aire fresco.
Mi ventana permanecía cerrada casi todo el día, mis cortinas bajadas para que nada ni nadie me pudiera ver.

Pensé que el edificio era el único pasando por cambios drásticos, pero ahora me doy cuenta que sólo era un reflejo de lo que estaba pasando en mi.

Remodelación, cambios, martilleo, ruido, conversaciones, risas y discusiones.
Todo en un mismo escenario que se pinta en mi vida y que me desorienta y frustra, pero que también me motiva a abrir la ventana, salir de mi hogar, conocer y respirar nuevas experiencias que me ayuden a valorar el esfuerzo detrás de todo lo que he estado trabajando en mi y que sigo trabajando.

No voy a mentir, me he sentido poco productiva ultimamente.
Me frustra sentir que no estoy cumpliendo con mi propósito de estar aquí, me enojo conmigo misma por hacer tan poco cuando me encuentro tan libre.

Pero como puedo compartir algo bueno con los demás si ni siquiera me comparto cosas buenas a mí misma?
Cosas sencillas como cuidar de mi, arreglarme un poco, combinar mi ropa o tal vez pintarme las uñas.
Pequeñas sañales de que estoy consciente que necesito remodelar alguna de mis ideas del pasado, reconstruir el camino que ya me había imaginado y que no funcionó, volver a ponerme las pilas en la escuela y dejar de bobear o dormir todo el día como reflejo claro de un vacío que yo misma ignoré por suficiente tiempo.

Este descubrimiento llegó cuando por fin abrí mi ventaba y acepté el ruido.
Ya no tengo que pelearme con él, entendí un mensaje que va más allá de mis molestias o caprichos.
Puede ser una reflexión tonta. Simple. Capaz y hasta un poquito infantil.

Pero nadie necesita saber de ella a profundidad más que yo.
No necesito explicarle a nadie porqué mis ojos están rojos o porqué mi voz está un tanto ronca.
No necesito justificar mis momentos de silencio o mis garabatos sin sentido.
No necesito darle explicación a nadie del ruido y de la transformación que está pasando en mi vida, porque es una cuestión mía.
Es algo para mi.

Seguiré escribiendo mis reflexiones tontas, seguiré cantando con mi ventana abierta, seguiré dibujando y metidando lo que necesite.
Es una transformación que me alimenta y me vuelve un poquito más tolerante.
Un poquito más paciente con el ruido que me rodea, un poquito menos exigente cuando hay trabajo que hacer, un poquito más comprensiva cuando veo que los demás no saben qué hacer.
Pero sobretodo, un poquito más paciente conmigo misma.

M

Comments

( 1 comment — Leave a comment )
grey_fox40
Oct. 10th, 2014 04:04 pm (UTC)
Buena reflexión, peeero...
Welp, qué puedo decir? Me gusta tu forma de escribir, lo sabes y lo repetiré al cansancio. Pero si algo he aprendido desde que entré al Tec, tras analizar mi pasado, es que el propósito de estar aqui...es el que decidas ponerte como meta. Sí, así son las cosas, es una de las razones por las que la gente sin nada de metas en la vida se deprime o suicida (no hay necesidad de entrar en dramas, pero sabrás a qué me refiero).

Por otro lado, efectivamente, no necesitas justificarle a nadie, tu forma de actuar, o ser (excepto en MUY CONTADAS ocasiones, particularmente si es una amistad cercana). NO, no es reflexión tonta, pero si consideras que hay "adultos" que no entienden cosas como esta hasta que no tiene remedio...pueees, me agrada tu transformación.

PS. Es "meditar", no "metidar"...si, sabes que soy un Grammar Nazi #Yao
( 1 comment — Leave a comment )

Profile

makeiri
25 años. Soñadora. Creativa. Parlanchina.
Twitter

Latest Month

August 2017
S M T W T F S
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Powered by LiveJournal.com
Designed by Tiffany Chow